ODS :: Mechero Cero :: Energía Limpia ::

En el marco de nuestro compromiso con los Objetivos de Desarrollo Sostenible impulsamos el proyecto Mechero Cero en las comunidades guaraníes Caramelito e Ygua Pora radicadas en la reserva de la biosphera Yaboti, en el departamento Guaraní de la provincia de Misiones, lindero con el río Uruguay.

Desde nuestra Filial Santa Rita y junto a la Escuela Intercultural bilingüe nro. 905 de la localidad El Soberbio estamos trabajando con estas comunidades.  Escuchamos a sus habitantes, sus sentires, sueños, necesidades y desafíos de la vida cotidiana. De esas conversaciones acordamos trabajar en la búsqueda de fuentes de energía que sean limpias. Así podrían iluminar sus viviendas y sumar aparatos electrónicos a su vida cotidiana cuidando la selva que es una de sus mayores preocupaciones.

 

Con esa demanda comenzamos a analizar soluciones técnicas asesorados por SolRural Soluciones para Comunidades Rurales  que es una empresa social que se dedica a diseñar, implementar y gestionar soluciones para comunidades rurales dispersas.  Analizamos diferentes opciones hasta que encontramos la mejor manera de dar respuesta a lo que las comunidades nos plantearon.

Así urgió el proyecto Mechero Cero que tiene el objetivo de contribuir al acceso universal de los hogares a fuentes de energía limpias eficientes y sostenibles para iluminación y alimentación de artefactos de bajo consumo y desterrar el uso de mecheros que son contaminantes e inseguros.

Lo presentamos el proyecto al Programa de Pequeñas Donaciones donde fue seleccionado.Este programa es financiado por el FMAM(Fondo para el Medio Ambiente Mundial), implementado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y administrado por la Oficina de Proyectos de las Naciones Unidas (UNOPS). De este manera conseguimos el financiamiento.

 

La semana pasada fue la instancia de instalar los paneles solares y las luminarias a la vez que se capacitaron a usuarios en su uso y mantenimiento. Fue un trabajo muy intenso por la lluvia complicó el trabajo. Tuvimos que adaptarnos a las malas condiciones climáticas y a la dificultad para movernos por el barro ya que todos los caminos son de tierra.

 

 

Hoy podemos contar que todas las viviendas tienen instalado el kit con: un panel solar, dos lámparas fijas, dos lámparas móviles, una batería  y un cargador  de celular con cinco adaptadores incluidos.

Este es solo uno de todos los proyectos que estamos impulsado en la región. Estamos ahora comprometidos a que las aulas satélites de la escuela nro. 905 puedan contar con electricidad para su luminaria y freezers, además del trabajo pedagógico y de contención que estamos haciendo.  Como Fundación este es un proyecto que nos llena de alegría. Estamos comprometidos con trabajar por los derechos de quienes menos tienen.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *