Nuestra asamblea local: momento de escucha, formación y toma de decisiones

Nos reunimos desde los lugares que trabajamos: todos los equipos de gestión de las filiales, programas, proyectos desde nuestro espacio cotidiano pudimos encontrarnos gracias al uso de las nuevas tecnologías de la información y comunicación. Tras la apertura en la oración, compartimos una actividad de sensibilización y reflexión sobre perspectiva de género en la que reflexionamos sobre los estereotipos de género, los conceptos de sexo y género, compartimos datos sobre la desigualdad entre géneros en nuestro país y algunas herramientas para planificar con una perspectiva de género. La temática se eligió porque desde el Distrito Lasallano de Argentina y Paraguay se decidió promover esta cuestión como una problemática a trabajar de manera prioritaria.

La propuesta es incorporar esta mirada para evaluar la propia práctica y para la generación de propuestas que puedan colaborar para cerrar la brecha que existe entre hombres y mujeres a la hora de pensar en cuestiones educativas, culturales, sociales, laborales y económicas.

El Hermano Santiago, presidente de nuestra Fundación, explicó que la asamblea distrital es una institución que nació desde 2002 y que tiene una periodicidad de tres años. Se enmarca en el proceso creciente de compartir la Misión y la toma de decisiones que comenzó en la década del ´50 con el reemplazo de los Hermanos por parte de maestros. Se busca que todo el proceso sea en pie de igualdad y se propuso una asamblea como figura legal para que las decisiones tomadas de este modo tengan peso en las instituciones que conforman el Distrito.

Informó que en asambleas se planifica a mediano plazo, lo que pasa cada 6 años y luego hay otras asambleas que son más de revisión y ajuste. En esta oportunidad estamos frente a una asamblea que toma decisiones a mediano plazo.

Cada institución del Distrito participa con una cantidad de delegados proporcional a la cantidad de personas que participan en ella. Hay miembros de derecho que son los consejos de administración de cada institución y por otro lado, otros elegidos por voto. Nos toca elegir 4 delegados.

Respecto a la periodicidad de la Asamblea, el Hermano Santiago la caracterizó como “larga” ya que transcurrirá desde el 1 de junio de 2018 hasta marzo – abril 2019. Nos contó que el Hermano Martín, visitador del distrito lasallano de Argentina y Paaraguay, propone un proceso metodológico de “ver, juzgar y actuar” para trabajar desde los ejes de la asamblea anterior y facilitar la toma de decisiones.

 

Desde el Consejo Directivo se planteó como criterios generales para la selección de delegados: que sean varones y mujeres, del Interior y de Buenos Aires y que puedan ir a la totalidad de encuentros previstos. Se propusieron para ser votados quienes estaban interesados en el rol y otras personas fueron postuladas por sus compañeros. Fueron elegidos como delegados tras una votación de cada una de las personas participantes: Quintina, Gastón Luis, Belén y Tatiana. Valoramos mucho el proceso que da la oportunidad a que personas de diferentes lugares del país que tienen distintos roles y trayectorias al interior de la Fundación puedan llevar sus voces a la Asamblea Distrital.

El Hermano Martín afirmó que es necesario ayudar en nuestro país a comprender diferentes problemáticas que atraviesan niños, niñas y adolescentes y también abordarlas desde lo material. Recordó que la Fundación es la voz para la sociedad civil, una voz del Evangelio en la pluralidad del mundo. Que se busca que sea la voz de las experiencias de la educación en las villas, la formación docente, en las bases. Va tomando forma con filosofar con niñas y  niños, desde una perspectiva de igualdad de género. Que haya un cambio cultural que permita vivir el Evangelio en un mundo en el que todos tengamos un lugar desde el derecho y no desde la pena, con respeto.

Sostuvo que la FLS es un lugar para la incidencia y de construcción comunitaria que trae al Distrito ruido, un ruido bienvenido porque es más vida y  mayor comprensión, le presta un servicio al Distrito.

Gastón Luis, el director ejecutivo de la Fundación, destacó el valor de esta propuesta como una opción para democratizar el espacio. Ahora como FLS estamos buscando el cómo y vamos buscando cómo adaptar la herramienta asamblea tanto para la FLS como para otros espacios que habitamos. Valoró a la asamblea para pensarnos y decidirnos en conjunto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *